archivo

Archivo de la etiqueta: Federico Machado

2015-07-25_17.17.37
atrás de la fórmula

tomar un ómnibus que diga San Rafael
y que estés parada esperando
que en el fondo podamos
tomar vino y contar vacas
o tomar un ómnibus que diga San Rafael y que no estés
y no preguntar porqué no estás o si me quedo
y que los techos sean azules
y los almacenes, templos
y las telarañas, domingos

degollarnos la voz a la una
escuchando la erosión de la tierra
y la mutilación de la parra
sentir la catalepsia subiendo
y la ósmosis del colchón que arde
entre las paredes que dejaste pintadas
y los agujeros que tapé con la foto de Janis Joplin que me diste
y al tercer día le escribí “puta” en la frente con un indeleble
y a la semana la quemé junto con tu remera y el olor
a jazmín le dio paso al chamuscado

no sé qué mirará la gente
me senté solo en una esquina y lloviznaba
el service me mandó a tu casa
pero nadie atiende y los vecinos dicen
que hace más de diez años
ahí no vive nadie

volvamos al altillo
a meternos al baúl
y mirar películas
que hablen por nosotros

 

collares azules (karojisatsu)
me puse a la tarea
de regar una planta
todos los días
las cinco de la mañana
ahí estaba
respirando
sentado a la mesa
la luna deformando
mis manos, la comida
de la semana pasada
los mosquitos cayendo
segundo a segundo
dormidos
en mi boca seca

debería estar aprendiendo
jardinería o
un oficio redituable
pintar paredes
o inventar el cáncer
a fin de cuentas son
más o menos lo mismo
por eso me siento
a ver la calle a la noche
porque podría no estar ahí
si alguien no la mirara

hay muchas cosas
para hacer antes del suicidio
sólo hay que tener imaginación
y tiempo a matar
entonces las cosas fluyen
como las cuerdas de un piano
estrangulándose

bien podrías haber sido un mosquito
y que tu ciclo gonotrófico
estuviera regulado
por gigantes de carne.
pensá en eso cuando
a la madrugada
te levantes
y no te reconozcas.

es lunes a la noche
y no hay tregua

 

como un vhs adelantándose

habré de sembrar otra vez los mismos arbustos irrelevantes
perseguiré nuevamente mi instinto entre las puertas
quitaré y volveré a colgar las fotos familiares
taparé con diarios las ventanas y espejos
dejaré correr el agua en las instalaciones eléctricas
me reiré de las voces que pasen por la calle
contaré los canales del cable de antena
intentaré alcanzar las arañas del techo desde los armarios
atravesaré el patio para internarme en el jardín del fondo
me sentaré en una mecedora escuchando a los perros
miraré fijamente un farol hasta que mi retina no se distinga

luego escribiré estas palabras y pretenderé que no he estado sentado en este sillón durante toda la noche

 

Federico Machado  ♥ (Montevideo, 1996). Nadsat, como algunos le prefieren llamar, no es un pseudo Burgess rioplatense que escribe poesía, es más bien un perro romántico que usa converse y que nos inventa verso a verso. Sabiendo que la sociopatología estudia los comportamientos desviados de los individuos en la sociedad, pienso qué Federico nos ha inventado muy bien a los cyberpoetas de hoy.  Pueden seguir leyéndole en: Los muertos que vos matáis

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: